«Estamos llamados a grandes cosas. Recibamos de buen grado las cosas pequeñas y seremos grandes.»

Serm. 117,10,17.

Misión

Promover el desarrollo integral de los niños y niñas, mediante la practica pedagógica de todos los agentes educativos, brindando una educación de calidad basada en valores agustinianos.

Visión

Ser reconocida como institución que ofrece calidad educativa, excelencia académica de los estudiantes, con sólidos valores cristianos y agustinianos, con la participación activa de la familia, en el proceso de formación integral de los niños y niñas.

Paradigma educativo

En la U.E.P. San Agustín nos fundamentamos en un proceso educativo que responde al enfoque humanista, teniendo como centro al ser humano, social y capaz de participar activamente en la transformación de la sociedad en la que vive.

En este sentido, se concibe la educación como un continuo desarrollo humano que se ejecuta a través de los procesos de enseñanza y aprendizaje,  creando las condiciones de aptitud, vocación y aspiración a ser atendidas por el sistema educativo.

Nuestras clases

El preescolar San Agustín, es un lugar donde se enseña con calidad a todos los estudiantes, proporcionando espacios para una socialización sana,con un clima escolar que comprende: aulas de clase, área de recreación, salón audiovisual, sala de estimulación sensorial, campo deportivo.

Lugar donde se producen muchos aprendizajes significativos. Aunado a esto implementa la estrategia educativa familia-escuela, que juega un papel fundamental en el desarrollo socio-afectivo de los niños y niñas.

Reconocer y expresar

En este proceso, desarrollan su autonomía, aprenden a reconocer y expresar con mayor seguridad sus emociones, y a regularlas progresivamente con el acompañamiento del docente.
A medida que fortalecen estos aspectos desarrollan sus habilidades sociales, aprenden a convivir con los demás y a cuidar los espacios y recursos comunes que utilizan.

Valores para la transformación social

Nuestra propuesta en Educación Inicial se sustenta en los principios de formación integral y de compromiso mutuo entre la institución y la familia traduciéndose en diversos pilares como sello formativo distintivo, que se proyecta en el quehacer educativo para los próximos años.

Experiencia y convivencia

De igual manera, aprenden a respetar y a construir acuerdos y normas de convivencia.

En el proceso de su desarrollo los niños y las niñas viven su cuerpo a través de la libre exploración y experimentación de sus movimientos, posturas, desplazamientos y juegos, en interacción permanente con su entorno y ambiente.

Espacios y Orientación profesional

La organización de espacios enriquecidos con la orientación de profesionales en diferentes disciplinas de la educación, buscan que los aprendizajes de los niños se generen desde la motivación, el afecto, la integridad, la participación y el trabajo cooperativo.